Deducciones fiscales por I+D+i en proyectos de Desarrollo Software (I)

Las tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones son un denominador común transversal a todos los sectores de la economía; en efecto, prácticamente cualquier organización que quiera competir en el mercado actual, deberá hacer uso de estas tecnologías, sea cual sea el sector en el que se encuadre su actividad.

Incluso sectores como la agricultura, con una marcada tendencia hacia las formas tradicionales de presentar sus negocios, van introduciendo este tipo de tecnologías en diferentes partes de la cadena de valor de su actividad: desde el aprovisionamiento, el control de la producción o la logística hasta el consumidor final.

Esto ha fomentado que en los últimos años las TIC acaparen un gran protagonismo en los presupuestos de inversión en I+D+i de las empresas, proliferando además empresas que se dedican de forma específica al desarrollo software.

Tomando como referencia datos del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad en cuanto a la solicitud de Informes Motivados para dar seguridad jurídica a las deducciones fiscales por I+D+i, es revelador el dato de que ya para el ejercicio fiscal 2010 (último informe oficial emitido) el porcentaje de proyectos del área de informática era del 30% sobre el total de solicitudes. Cabe reseñar que este porcentaje se refiere a los proyectos del área de informática, diferenciándola del sector de las telecomunicaciones, que acumula alrededor del 5% de solicitudes. Por tanto, atendiendo a las TIC en su conjunto, se podría hablar de un 35% de proyectos sobre el total para el ejercicio fiscal 2010.

Desde dicho año hasta el presente 2018 se ha observado una tendencia creciente, estimándose que el peso de los proyectos informáticos sobre el total puede acercarse al 50% sobre las solicitudes de Informe Motivado recibidas por el Ministerio.

Muchas de estas solicitudes corresponden a empresas cuyo CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas) principal corresponde al grupo de actividades relacionadas con el desarrollo informático y ciencias de los ordenadores, pero también presentan proyectos de esta tipología empresas de otros sectores, respondiendo a la transversalidad de las TIC mencionada al inició de este artículo.

Pero, ¿qué requisitos debe tener un proyecto de software para acceder a las deducciones fiscales por I+D+i? La respuesta a esta pregunta se encuentra en la siguiente entrada del blog.